Tetris: La historia bizarra
en

La historia bizarra del Tetris

El jueguito más comunista de todos

Sus gráficos son simples y las reglas fácil de seguir: hay que rotar las piezas que van cayendo y disponerlas de manera que encastren y crear líneas sólidas, las cuales van desapareciendo. Así hasta el infinito.

“Tetris”, uno de los juegos más populares y adictivos que sacudió el mundo en las décadas del 80 y el 90, continúa vivo y ganando adeptos todos los días. A diferencia de la mayoría de videojuegos creados durante el primer “boom” de los “fichines”, el Tetris era bien simple: sin gráficos locos, ni personajes, ni historia.

Pero lo que no tiene de complicado el juego, lo tiene la historia de cómo se volvió en uno de los videojuegos más populares. El Tetris está marcado por “contratos” de palabra, luchas dentro de la industria de los videojuegos y negociaciones tensas entre ejecutivos del Occidente y oficiales soviéticos durante la última década de la guerra fría, cuando las relaciones entre la USSR y países del Occidente no estaban siendo del todo amigables… .



En la no-ficción titulada: “Tetris: Los juegos que la gente juega” (2016), el escritor e ilustrador Box Brown, junta todas las piezas del rompecabezas que explican cómo el explosivo mundo de los videojuegos se apoderó del “Tetris”, en un contexto geopolítico y una naciente industria del videojuego, que vuelven la creación del Tetris, una historia única.

La palabra Tetris es la unión de dos palabras: “tetra” que significa cuatro (la cantidad de cuadrados que forman cada pieza) y “tennis”, el deporte favorito de su creador. 

creador-del-tetris-historia
El creador del Tetris

Todo comenzó con un amante de los rompecabezas, el ingeniero de software Alexey Pajitnov, quien creó “Tetris” en 1984, mientras trabajaba para Dorodnitsyn Computing Centre, en la Academia de Ciencias Soviética, un centro de investigación y desarrollo en Moscú, creado por el gobierno.

Pajitnov no diseño el juego para ganar plata, si no que lo hizo por “diversión”. Él lo hizo para ver si podía hacerlo, nada más” afirma Brown en su libro. 

Inspirado en el rompecabeza “pentominoes”, en el cual diferentes piezas de madera con cinco cuadrados iguales, tienen que se ensamblados en una caja. Brown afirma que Pajitnov imaginaba las piezas de ese juego cayendo entre dos vidrios, y los jugadores debían controlar las piezas y guiarlas a su lugar. El cambio que hizo, fue adaptar las formas a cuatro cuadrados cada una y programó su juego en su tiempo libre.

Los primeros en probar el juego fueron sus compañeros de trabajo y ellos cuentan que no podían dejar de jugar. Tan popular se volvió entre sus compañeros, que copiaban el juego en un disco floppy y lo jugaban en sus casas y, de un día para otro, el juego se había esparcido por todo Moscú (una suerte de “primer videojuego viral”).

tetris-original-primera-versión
Tetris: La primera versión

No pasó mucho tiempo hasta que Pajitnov envió una copia al Colegio de Hungría y terminó en una exhibición de software en el Instituto de Tecnología de Hungría, donde llamó la atención de Robert Stein, dueño de Andromeda Software Ltd, quien estaba de visita desde Inglaterra.

El negocio

El Tetris intrigó a Stein, a tal punto que buscó a Pajitnov en Moscú, pero era demasiado tarde. El juego ya estaba en manos de una agencia soviética, la Elektronorgtechnica (Elorg), creada para exportar software soviético. Elorg otorgó la licencia a Stein, quien a su vez extendió dicha licencia a Estados Unidos y el Reino Unido. La revista Times describe al Tetris como el primero videojuego soviético en ser creado en la Unión Soviética y vendido a Estados Unidos.

El acuerdo de Stein con la Elorg, sólo estaba establecido para ser comercializado en compuadoras personales y no en los videojuegos con fichas. Pero Stein tenía confianza en poder adquirir esa licencia. Mientras tanto Mirrorsoft, la empresa que comercializaba el videojuego en el Reino Unido, comenzó a ofrecerlo a compañías como Atari y Sega en Japón, para consolas y lugares de arcade.

El dueño legal del Tetris, la agencia soviética Elorg, no tenía idea de todo esto. El único contrato que la empresa había firmado fue el acuerdo con Stein para distribuirlo como juego para computadoras personales.

La cosa empezó a tomar otro rumbo cuando Stein Rogers se reúne con oficiales de Elorg en Moscú y les muestra un cartucho de la Game Boy Nintendo y les pide la licencia para que la famosa consola pueda producir y distribuir el juego. Esto no le gustó nada a los soviéticos, pero de todas maneras Stein logró convencerlos diciéndoles que les iba a traer grandes ganancias.

Elorg accedió a que Nintendo comercialice el juego. Era tal la confianza que Nintendo tenía en el videojuego que era vendido junto a la Game Boy en todo Estados Unidos.

Mucho dinero cambió de manos durante estos acuerdo, pero Pajitnov, el creador del juego, no fue parte de las negociaciones y tampoco recibió nada de las ganancias, las cuales rondan los cuarenta millones de dólares (según un cálculo realizdo en 1998 por SFGate).

Buenos amigos

Sin embargo, Stein y Pajitnov se volvieron buenos amigos, y se ayudaron mutuamente. Stein ayudó a Pajitnov a migrar a los Estados Unidos en 1991, lo cual le sirvió a este último para poder desarrollar una carrera diseñando videojuegos para su propia empresa y luego para Microsoft. También lo ayudó cuando en 1996 Elorg se estaba disolviendo y Stein volvió a Moscú para la última negociación, en la cual logra devolver la licencia del Tetris a su dueño original.

El Tetris sufrió un largo recorrido. Desde la imaginación de un programador, a ser jugado por sus compañeros de trabajo, hasta terminar siendo un producto codiciado por grandes empresas en todo el mundo.

¿Qué te pareció?

2 points
Upvote Downvote

Total votes: 2

Upvotes: 2

Upvotes percentage: 100.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

facebook-te-esta-viendo-espia

La gente está horrorizada luego de bajar su información de Facebook

joel-salinas-doctor-sinestesia-espejo-tacto

Este doctor siente tus dolores